¿Qué Debes Hacer si la Pensión de un Fallecido sigue siendo Cobrada? Una Guía Práctica

1 year ago · Updated 9 months ago

Si alguien fallece, el beneficiario de la pensión debe notificarlo de inmediato a la entidad encargada de pagar el seguro de vida, ya sea una compañía de seguros, una aseguradora o el departamento de seguros de una empresa.

Si no se hace, el pago de la pensión puede seguir siendo depositado en la cuenta bancaria del fallecido, lo que genera graves problemas.

Esto es lo que sucede si se sigue cobrando la pensión de un fallecido.

Información sobre el deceso

Es importante que la entidad encargada de la pensión sepa de inmediato que el asegurado falleció.

Esto se debe a que el pago de la pensión generalmente se realiza hasta la muerte del asegurado.

Para notificar la muerte, el beneficiario de la pensión debe proporcionar la información relevante, como la fecha de deceso, el nombre y la dirección del fallecido, el nombre del asegurado, el número de la póliza y los detalles del beneficiario.

Una vez recibida esta información, la entidad encargada de la pensión debe detener el pago de la misma.

Impacto de seguir cobrando la pensión de un fallecido

Si la entidad encargada de la pensión no recibe la información sobre el deceso, el pago de la misma puede seguir siendo depositado en la cuenta bancaria del fallecido.

Esto puede generar una serie de problemas para el beneficiario de la pensión y para el patrimonio del fallecido.

1. Fraude fiscal

Si el beneficiario de la pensión sigue cobrando la misma después de la muerte del asegurado, es posible que tenga que devolver el dinero a la entidad encargada de la pensión. Esto puede generar problemas de impuestos, ya que el beneficiario tendrá que devolver el dinero al impuesto sobre la renta y pagar multas por no haber informado el deceso a tiempo. Esto puede ser muy costoso para el beneficiario de la pensión.

2. Problemas legales

Si el beneficiario de la pensión sigue cobrando el dinero después de la muerte del asegurado, es posible que tenga que enfrentar problemas legales. Esto se debe a que el dinero pertenece al patrimonio del fallecido y, como tal, debe ser distribuido entre los herederos. Si el beneficiario no devuelve el dinero, los herederos pueden demandarlo por el dinero que recibió de forma ilegal.

3. Problemas bancarios

Si el beneficiario de la pensión sigue cobrando el dinero después de la muerte del asegurado, es posible que tenga problemas con el banco. Esto se debe a que el banco podría bloquear la cuenta del fallecido y exigir que el beneficiario devuelva el dinero. Si el beneficiario no devuelve el dinero, el banco podría iniciar acciones legales en su contra.

Conclusion

Olvídate de este tipo de actos. El beneficio que crees tener en un principio se puede volver en tu contra y te puede dejar bien perjudicado, económicamente y judicialmente.

Actúa como un buen ciudadano y olvidate de trampas.

Go up